martes, 30 de diciembre de 2014

Espinacas a la crema

Para poder continuar con las comilonas típicas de estas fechas sin que nuestro estomago se resienta, nada mejor que incluir en nuestras dietas comidas algo mas sanas que las que preparamos para los días especiales, como pueden ser las verduras. Pero claro, son épocas para darnos caprichitos (ya tendremos tiempo de pensar en los kilos de mas), así que con esta receta vamos a intentar unificar estos dos conceptos: espinacas a la crema.
Es cierto que la inmensa mayoría, en caso de poder elegir, seguramente las verduras serian el último plato que elegirían, y mas si hablamos de estos días, en los que abundan platos tan apetitosos como el cordero, los canapés, el marisco... Pero no podemos descuidar demasiado nuestra alimentación, ya que después vendrán las lamentaciones. Con esto no quiero deciros que no podemos comer lo que mas nos apetezca, y es que se que muchos (entre los que me incluyo) estamos esperando estos días para liberarnos y no pensar ni en dietas ni en kilos... Pues para que podamos hacer esto sin después sentirnos mal por los excesos, nada mejor que cuidar mucho la alimentación los días que no tenemos ningún acontecimiento, para así compensar un poco las calorías que consumimos.
Esto es muy fácil de realizar, y es incluyendo en nuestra alimentación platos preparados con verduras y comer mucha fruta. Con esto, ademas de tener los nutrientes necesarios, estaremos cuidando nuestra dieta. Pero para que engañarnos, y es que la verdura no suele gustar a todos.
Para solucionar este problema, están las recetas como la que hoy os presentamos, y es que son preparaciones en las que la verdura queda un poco en segundo plano, y el sabor que nos queda, gusta a todos, incluidos los mas pequeños de la casa, por lo que nosotros la consideramos una forma ideal de iniciar a los mas pequeños en este grupo de alimentos.
Realmente, este plato tiene poca historia, y es que fue la propia Carmen la que me propuso realizarlo. Tenia ganas de comer verdura, pero de una forma diferente a como la comemos a diario, y se le ocurrió que estas espinacas tenían que estar buenas, y acertó de pleno. Un plato suave, con un sabor muy delicado y que llena mucho. No fuimos capaces de comernos todo lo que preparamos, pero en realidad eso me vino bien, ya que así tuve comida para llevarme al día siguiente a la oficina..jeje.
Ya vamos a ir dando paso a la receta misma, con la esperanza de que probéis a cocinarla en casa, ya que seguro que os gustará la idea de cuidaros con un plato que ademas os gustará por su sabor. A por los delantales y a las cocinas!



Ingredientes (4 personas):

  • 800 gr de espinacas en porciones congeladas
  • Sal
  • Ajo en polvo
  • Pimienta negra molida
  • Salsa bechamel (en la receta de los canelones florentina podéis ver la receta de la salsa)
  • Queso para gratinar


Preparación:
  1. En una sarten, ponemos a preparar las espinacas, sin necesidad de descongelar.
  2. Cuando estén ya casi echas, salamos, echamos ajo en polvo y un poco de pimienta y removemos.
  3. Sacamos de la sarten y las ponemos en una fuente.
  4. Preparamos la salsa bechamel (ver) y la volcamos encima de las espinacas.
  5. Precalentamos el horno a 200º con el gratinador.
  6. Esparcimos queso rallado por encima y las llevamos al horno hasta que el queso se derrita.
  7. Servimos caliente.
Ya podemos empezar a cuidarnos y disfrutar al mismo tiempo. Con platos como este, serán mas llevaderas las comidas y cenas de navidad, ya que bajaremos un poco el consumo de calorías. Ahora, a seguir disfrutando de las fiestas!

Un saludo a tod@s y buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada