viernes, 4 de septiembre de 2015

Garbanzos con salmón

Todos sabéis que tanto Carmen como yo, somos unos principiantes en el mundo de la cocina, y lo que hacemos es mostraros nuestros avances en este mundillo. Sin embargo, seguimos teniendo cierto "respeto" a algunos platos y recetas, y entre ellos, de los que mas nos cuesta adentrarnos es en el de las legumbres. Hoy nos saltamos ese respeto y os presentamos un plato que nos ha parecido increíble: garbanzos con salmón.
Como os contaba, y todos os habréis dado cuenta, no son muy comunes en el blog las entradas de platos de legumbres, y aunque sabemos que son un alimento imprescindible, no nos atrevemos normalmente con este tipo de recetas. Pero ese miedo, con el paso del tiempo va desapareciendo, y prueba de ello es el post que tenéis ante vosotros.
No podemos decir que sea un plato de garbanzos como los de toda la vida, ya que hacemos "trampas" y ya usamos una lata de garbanzos cocidos, ahorrándonos mucho tiempo, que también es importante en la cocina. Pero por el resto, si podríamos decir que es un plato de legumbres clásico, pero con la originalidad de prepararlo con un pescado, en este caso salmón, que realmente sorprende a quien lo prueba. Y prueba de ello es que la primera vez que lo preparamos, fue ni mas ni menos que en una visita de mi madre a casa, por lo que os podéis imaginar que su opinión es bastante fiable, ya que lleva toda la vida preparando este tipo de platos, llegando a se una experta, como lo son todas las madres. ¿Cual fue su veredicto? La encantó. Puede sonar a que lo dijo por que lo hicimos nosotros, pero la mejor prueba es que nos pidió la receta y sabemos que lo ha preparado ya varias veces en su casa.
Así que si la opinión de una madre es esa, poco mas podemos añadir de esta receta. ¿Os lanzáis a prepararla en casa? Aquí empezamos los pasos de la receta para que descubráis una nueva forma de preparar un plato de garbanzos, y esto se lo tenemos que agradecer al blog de donde sacamos la receta original, y no es otro que Reblogzándolo todo, un blog con recetas muy interesantes. Y ahora si... con los delantales puestos y a cocinar!



Ingredientes (4 personas):
  • 2 botes de garbanzos cocidos
  • 3 rodajas de salmón (fresco o congelado)
  • 2 dientes de ajo
  • 10-12 almendras crudas y sin piel
  • Unas hebras de azafrán
  • Una pizca de colorante alimentario
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 3 tomates
  • 1 pastilla de caldo de pescado
  • Agua caliente
  • Perejil picado
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Cominos


Preparación:
  1. Espolvoreamos los filetes de salmón con ajo en polvo y perejil y los cocinamos a la plancha hasta que veamos que están listos. Una vez fuera, los dejamos que se enfríen un poco y quitaremos la piel y las espinas, dejando trozos mas o menos grandes y limpios. Reservamos.
  2. Escaldamos los tomates, los pelamos y trituramos. Picamos el pimiento y la cebolla en trozos pequeños. Reservamos.
  3. En una olla con una gota de aceite, tostaremos las almendras. Cuando comiencen a tostarse un poco, las sacamos y dejamos enfriar.
  4. Vamos a preparar el majado, machacando en el mortero los ajos, junto con unas hebras de azafrán (la cantidad depende de cada uno y de lo que os guste su sabor, pero con unas 5-7 creemos serán suficientes), las almendras tostadas y los cominos.
  5. En la misma olla que teníamos, vamos a pochar la cebolla a fuego medio-bajo. Cuando comience a dorarse, verteremos el pimiento, y removemos, salando ligeramente.
  6. Cuando las verduras estén casi listas, echaremos los tomates triturados y la pastilla de caldo deshecha. removemos y seguidamente espolvoreamos con perejil picado y un poco de pimienta negra. Removemos y lo mantenemos cocinando durante unos minutos.
  7. Echaremos los trozos de salmón y los garbanzos que previamente habremos escurrido y pasado bajo el grifo. Cubrimos con agua caliente (no echéis un exceso de agua, ya que quedaran demasiado caldosos) y subimos un poco el fuego, hasta que comience a hervir, momento en el que bajaremos de nuevo el fuego.
  8. Cuando rompa a hervir, echaremos el majado y removemos para distribuirlo bien. Probamos para rectificar de sal y echamos un poquito de colorante para dar color, y lo mantenemos cocinando unos 30 minutos (para que el caldo reduzca), ya que los garbanzos ya estaban cocidos y no es necesario mas tiempo.
  9. Retiramos del fuego y servimos.
Un plato con un sabor único, muy completo y que hará que os vuelvan a apasionar los platos de cuchara, como lo de toda la vida.

Un saludo a tod@s y buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada