viernes, 13 de marzo de 2015

Timbal de salchichas

La receta que hoy os traemos a Los delantales de Julio y Carmen, es una receta muy sencilla, que tiene como punto fuerte la presentación, ya que en realidad, la receta en si es muy sencilla y que es probable que muchos hayáis comido en mas de una ocasión.
En uno de los días que Carmen y yo pasamos en casa de mis padres, me decidí a mirar los libros de cocina que tiene mi madre. Como buena cocinera, la cantidad de libros, revistas, coleccionables y demás artículos de recetas y de cocina es inmenso. Pues en uno de ellos, vi una foto de un plato que me sorprendió y que me encantó. Viendo la receta paso a paso, vimos que realmente el plato constaba de dos partes: una eran las salchichas cocinadas con un poco de vino tinto para darlas un sabor un poco mas especial, y por otro un puré de patatas como el de toda la vida. Mas sencillo no podía ser.
Hacerlo en casa no nos llevo demasiado tiempo ni complicaciones. Eso si, como me gusta ser sincero con vosotros, he de deciros que cuando lo hicimos, tuvimos un pequeño problema, que espero que la próxima vez solucionemos. El problema vino con el montaje final. Al realizar el puré de patatas, con los ingredientes que indicaba la receta, nos dimos cuenta que nos había quedado un crema muy rica de patatas, pero al final era eso, una crema: era demasiado ligera como para realizar el montaje que necesitaba para el plato. Lo hicimos en un molde desmontable, pensando en que al llevarlo a la mesa, debería mantener la forma, pero ya desde un primer momento, sabíamos que no seria así.
El plato quedó muy rico, con mucho sabor, pero no quedó tan bonito visualmente como esperábamos. Para que no os suceda a vosotros lo mismo, ya os cuento en el paso necesario lo que deberéis realizar.
Comenzamos ya mismo con la receta, y veréis que si os queda bien (estoy totalmente seguro) vais a sorprender a todos en casa. Con los delantales puestos y a cocinar!



Ingredientes (4 personas):
  • 1.2 kg de patatas
  • 800 gr de salchichas frescas
  • 1 vaso de vino tinto
  • 1 vaso de leche
  • 3 cucharadas de parmesano rallado
  • 60 gr de mantequilla
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 huevos
  • 1 cucharada y media de harina
  • Perejil
  • Sal


Preparación:
  1. Pelamos y cortamos en trozos de mas o menos el mismo tamaño las patatas y las ponemos a cocer en agua con sal hirviendo. cuando estén tiernas, las retiramos y escurrimos.
  2. En un bol, las iremos triturando con un tenedor, de forma que realizamos un puré. Cuando lo tengamos, echaremos la mantequilla a temperatura ambiente (dejando un poco para engrasar el molde). También verteremos la leche, la harina, los huevos (dejando un poco para pincelar al final) y el queso. Removemos todo bien, formando un puré cremoso. Probaremos y rectificamos de sal. Reservamos. NOTA: A nosotros, al realizarlo con estos ingredientes, nos quedo un puré muy rico, pero sin embargo, poco consistente, por lo que al montar el plato, no se mantenía. Para que salga mejor, os aconsejaría echar la mitad de leche, huevos, harina y queso, y remover. Lo iremos probando y viendo si hace falta mas, pero de este modo, evitaremos pasarnos.



  3. Picamos la cebolla lo mas fino posible y la pondremos a pochar a fuego bajo en una cacerola con aceite. Las salchichas las pincharemos con un cuchillo para que no salten al cocinarlas.
  4. Cuando la cebolla este tierna, echaremos las salchichas y removeremos de forma que se cocinen bien por todos los lados, subiendo un poco el fuego.
  5. En el momento que las salchichas estén listas, vertemos el vino (podemos variar un poco el sabor vertiendo también un poco de vino moscatel) y dejaremos que se evapore el alcohol. Lo retiraremos del fuego cuando el vino se haya evaporado y no quede nada de caldo.
  6. Montaremos el plato: en un molde desmontable (pincelado con mantequilla), verteremos la mitad del puré, extendiéndolo por toda la superficie. Encima, pondremos las salchichas en forma de radio de bicicleta, y acabaremos vertiendo lo que nos quede de puré, repartiéndolo y cubriendo las salchichas (dejaremos un pequeño espacio como se ve en la foto). Pincelaremos un poco la superficie con el huevo que teníamos reservado.

  7. Precalentaremos el horno a 200º arriba y abajo y meteremos hasta que se comience a dorar.
  8. Sacamos, desmoldamos y servimos caliente.
¿Veis lo bonito y resultón que resulta la presentación de este timbal? Y ademas de una presentación así de interesante, comprobareis que su sabor también está a la altura.

Un saludo a tod@s y buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada