jueves, 26 de marzo de 2015

Muffin de naranja y chocolate

Tras un tiempo con ganas de volver a presentaros una nueva receta de muffins, hoy por fin os traemos esta deliciosa preparación, en la que se unen dos sabores tan diferentes, como perfectamente complementarios: naranja y chocolate.
Hace ya bastante que no hacíamos en el blog una receta de muffin que pudiéramos compartir con vosotr@s, y creíamos que ya iba siendo hora de volver a la senda de estos pequeños placeres. Sin embargo, y como todo en la vida, en este tiempo hemos ido aprendiendo de las técnicas que se usan para realizar dulces, entre ellos los muffin. En un principio, en las recetas que ya tenéis publicadas de
Muffin de Nesquick o Muffin de fresas y crema de queso, usábamos una forma de preparación que es bastante diferente de la técnica que se debe utilizar. Tal y como lo hacíamos, es la forma en la que se prepara cualquier bizcocho o magdalenas, pero no es la que debíamos usar (sin embargo, quedaron deliciosos igualmente).
Pues una vez hemos leído recetas, visto reportajes y libros de cocina, hemos aprendido la forma correcta de prepararlos, y que es algo diferente a como lo hacíamos anteriormente. Cuando comencéis a hacerlos, sabréis a que nos estamos refiriendo. Con esto, no queremos decir que las recetas ya comentadas estén mal preparadas, sino que están realizadas de forma diferente a la habitual.
Una vez hablado un poquito de la forma de hacerlas que vamos a seguir, debería hablaros un poco del sabor y la textura de estas muffin, sin embargo, creo que no voy a deciros nada de esto. Prefiero que seáis vosotros mismos los que descubráis todas sus virtudes, que ya veréis que son muchas. ¿Os gusta el aspecto que tienen en la foto? Pues imaginaros como será su sabor... Así que para que podáis hacerlas desde ya en vuestras casas, vamos dando paso a los ingredientes y los pasos. A por los delantales y manos a la obra!



Ingredientes (22 unidades):
  • 272 gr de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 145 gr de azúcar
  • 70 ml de aceite de girasol
  • 1 naranja
  • 2 yogur griego azucarado
  • 1 huevo
  • 100 gr de chips de chocolate
  • 3 cucharadas de leche (opcional)


Preparación:
  1. Uniremos los ingredientes secos (harina tamizada, levadura y azúcar) en un bol, removiendo para que se mezclen bien. Reservamos.
  2. Lavamos y partimos la naranja en trozos, incluida la piel (le quitaremos la base y un poco de la parte superior) y lo trituraremos todo en el vaso de la batidora junto con el aceite de girasol, obteniendo un puré.
  3. Batimos los huevos, el puré de naranja y los yogures en otro bol hasta obtener una masa homogénea. Si vemos que nos queda muy espeso, podemos verter las cucharadas de leche para aligerarlo un poco.
  4. Unimos los ingredientes húmedos a los secos, y removeremos con una espátula, pero ojo, no tenéis que remover en exceso: debéis realizar como mucho 15-20 movimientos, ya que la masa no tiene que quedar muy mezclada. no importa que queden trazas de harina, lo único que queremos conseguir es hidratar los elementos secos.

  5. Cuando tengamos la masa preparada, echamos los chips de chocolate y removemos un par de veces para que se distribuyan. Otra opción era unir los chips de chocolate a los elementos secos descrito en el punto 1.
  6. Precalentamos el horno a 180º arriba y abajo.
  7. Vertemos la masa en los moldes, rellenando unas 3/4 partes de estos.
  8. Lo llevamos al horno con calor solo abajo durante unos 10 minutos. Pasado el tiempo, pondremos el calor también arriba y dejaremos otros 13 minutos mas.
  9. Pincharemos con un palillo o cuchillo para comprobar que sale limpio y que estén en su punto.
  10. Sacamos y dejamos enfriar (si tenéis una rejilla, es lo ideal para dejar que pierdan calor).
Ya podemos empezar a disfrutar del sabor y el aroma que desprenden estos dulces, que seguro harán las delicias de toda la familia.

Un saludo a tod@s y buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada