miércoles, 10 de junio de 2015

Bolas de patata y queso con pisto

Vamos a comenzar hoy con una receta muy llamativa, con una presentación propia de cualquier restaurante profesional, y con mucho sabor, ademas de incluir ingredientes naturales que a todos suelen encantar. Hoy cocinamos bolas de patata y queso con pisto.
Todos hemos comido muchas veces albóndigas de carne de diferentes formas, ya sea con patatas fritas, con salsas, incluso en platos de arroz o de pasta. Sin embargo, para nosotros preparar esta especie de albóndigas de patata y acompañarlas del típico pisto fue toda una novedad, al igual que esperamos lo sea para vosotros.
Una preparación bastante mas sencilla y rápida de lo que en un principio pueda parecer, ya que lo que en realidad debemos acabar realizando es un puré de patatas compacto con el que hacer las bolas y después preparar un rico y sano pisto. Nosotros os presentamos la receta que seguimos en casa (una receta que ya preparamos hace un tiempo y que compartimos con todos vosotros), pero que podéis adaptar o directamente realizarlo de la forma que mas os guste a cada uno. Vais a comprobar la maravilla de plato que vamos a obtener con esta curiosa mezcla de sabores.
Comenzamos ya con los ingredientes y los pasos a seguir para que podamos empezar a preparar este plato con el que vais a sorprender a todos en casa, tanto por su sabor como por su presentación. Cojamos todos los delantales y manos a la obra!



Ingredientes (6 personas):
  • 6-7 patatas
  • 1/2 cebolla
  • 1-2 dientes de ajo
  • Queso rallado
  • Un chorrito de leche
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra
  • Perejil
  • Sal
  • Pan rallado
  • Aceite
  • Pisto (Ver receta)


Preparación:
  1. Preparamos el pisto como indicamos en una entrada anterior (receta). Reservamos.
  2. Pelamos las patatas y las ponemos a cocer en abundante agua con sal. Cuando estén tiernas, retiramos del fuego y las sacamos a un bol o ensaladera.
  3. Picamos la cebolla y el ajo finito y lo pocharemos en una sarten con aceite. Cuando tengamos dorada la cebolla, la escurrimos del aceite sobrante y reservamos.
  4. Con un tenedor, las aplastamos, formando un puré con ellas.
  5. Ahora, echaremos sobre el puré de patatas el chorrito de leche, un poco de nuez moscada, pimienta negra recién molida, perejil, sal, queso rallado y la cebolla y el ajo preparados, y removeremos con un tenedor. Todos los ingredientes son al gusto de cada uno. Lo mejor es ir probando poco a poco y dejarlo a nuestro gusto.
  6. Una vez lo tengamos, echaremos pan rallado y removeremos (si nos apañamos mejor, lo realizaremos con las manos). Dejaremos de echar pan cuando tengamos un puré mas compacto y con el que se puedan hacer bolas sin que se nos pegue a las manos.
  7. En una sarten con abundante aceite, freiremos las bolas de patata hasta dorarlas y las sacaremos a una bandeja con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
  8. Serviremos el pisto acompañado de las bolas de patata y queso.
Plato preparado y listo para servir. Rico, sano, con mucho sabor y perfectas para comer en cualquier momento, ya que también son perfectos para preparar de un día para otro.

Un saludo a tod@s y buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada