viernes, 19 de septiembre de 2014

Vasitos de macedonia con crujiente y crema de nata

¡Nos encanta la fruta! ¿A vosotros no? Tan fresca y dulce... Cualquier momento es bueno para coger una pieza y disfrutar de ella. Pero, ¿y si añadimos a un conjunto de frutas un poco de galleta y cereales y una crema de nata? Pues que nos sale un postre delicioso y que nos encanta: vasitos de macedonia con crujiente y crema de nata.
Como todos sabréis, según recomiendan siempre, es necesario comer 5 raciones de fruta y verdura a diario. Tanto por nuestra salud, como por la cantidad de vitaminas que tienen estos alimentos, es importante que todos lo hagamos y completemos las raciones recomendadas.
Por este motivo, y porque como os decía antes, tanto a Carmen como a mi nos encanta la fruta, cada vez que podemos, intentamos preparar postres que contengan algún tipo de este alimento. Y es que, la fruta es muy versátil, y la cantidad de recetas y platos que podemos realizar con ellas es casi ilimitado.
El postre que hoy os presentamos, surgió de la idea de unir una macedonia de frutas, con su dulzura y frescor, junto con un toque crujiente y una crema suave.
La parte crujiente se nos ocurrió muy rápido, y es que unir galleta y cereales del desayuno triturados, nos daba todo lo que buscábamos: algo crujiente pero que a la vez tuviera un sabor característico y reconocible. La crema, sin embargo, nos costo un poco mas decidirnos, y es que había muchas posibilidades: desde crema pastelera, pasando por yogur o incluso chocolate. Pero lo que nos decantó por hacer la crema de nata es que hacia poco tiempo que la habíamos preparado para otro postre y nos encantó el sabor que le dimos, así que, si una cosa te gusta, ¿por que no volver a hacerla?
En cuanto a la presentación que le dimos, a mi forma de verlo, quedo muy bonito, ya que servimos los postres de forma individual y con sus respectivas capas bien diferenciadas. Y el sabor, pues que deciros que no os esteis ya imaginando... solo probandolo sabréis de lo que estoy hablando.
Poco mas que contaros de estos vasitos. Solo un consejo, y es que no los preparéis con antelación y los dejéis de un día para otro una vez montados, ya que la fruta, debido al zumo que sueltan, ablanda la galleta y los cereales y el resultado no seria tan apetecible como desearíamos. Con este mini-consejo, ahora todos con el delantal puesto y a cocinar!



Ingredientes(6 personas):

  • 15-20 galletas maría
  • 3-4 puñados de cereales de desayuno (tipo special-K o Fitness)
  • 1 mango
  • 2 melocotones
  • 2 peras
  • 3 paraguayas
  • 300 gr de cerezas
  • Azúcar avainillado
  • 200 ml de nata para montar
  • 50 gr de azúcar
  • 2 cucharadas de queso cremoso
  • 3 onzas de chocolate blanco (Opcional)


Preparación:
  1. Lo primero que haremos será triturar, tanto las galletas como los cereales, pero procurando dejar trozos visibles, que no queden como polvo. Mezclamos los dos y los pondremos en el fondo de los recipientes donde presentaremos los postres (nosotros lo hicimos en vasos).

  2. Lavamos y pelamos las paraguayas, los melocotones, las peras y el mango, y los partimos en trozos pequeños. Las cerezas, las lavamos también, las quitamos el hueso y las partimos por la mitad (o si lo preferís, podéis partirlas en trozos mas pequeños). Pondremos todas las frutas en un bol, espolvoreamos con un poco de azúcar avainillado y removemos. Tapamos y dejamos 1 hora en la nevera.
  3. Prepararemos la crema de nata: batimos la nata unos momentos, cuando veamos que comienza a estar cremoso, pero aun liquido (se que suena raro, pero con batir unos segundos sera suficiente). En ese momento, echamos el queso sin dejar de batir. Cuando el queso este totalmente integrado con la nata, vertemos el azúcar y continuamos batiendo hasta que este montado. El punto exacto es cuando las varillas comienzan a formar como surcos amarillentos en la nata, y la crema sea bastante consistente (cuidado al llegar a este punto, ya que si continuamos batiendo, se nos puede pasar).
  4. Recuperaremos los vasos que teníamos preparados con el crujiente y pondremos en cada uno, una cantidad importante de la macedonia que teníamos en la nevera. Encima y con ayuda de una manga pastelera, pondremos la crema de nata encima.
  5. Como decoración opcional, podemos partir onzas de chocolate blanco en trocitos pequeños y distribuirlos encima de la nata. ¡Queda delicioso!

Con estos sencillos pasos tenemos un postre digno de cualquier restaurante. El único paso algo mas complicado, es saber en que momento hay que parar de batir la crema, pero ya veréis que no es nada del otro mundo. ¡Seguro que os queda espectacular!

Un saludo a tod@s y buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada