viernes, 1 de agosto de 2014

Judías verdes a los tres quesos

En el tiempo que llevamos con vosotros en el blog, nos hemos dado cuenta que las recetas que mas éxito tienen son los postres (si es que es verdad que a nadie le amarga un dulce, eh?) y los platos sanos. Y si ademas de platos sanos, añadimos que sean rápidos y fáciles de preparar, el éxito está asegurado. La receta que tenéis ante vosotros une estas tres cualidades: judías verdes a los tres quesos.
¡Que ricas y que buenas que son las verduras! A mi personalmente me encantan, y a Carmen poco a poco también le voy contagiando la afición. Acelgas, guisantes, brócoli... cualquier tipo de verdura está exquisita y hay mil formas de prepararla. Sin embargo, curiosamente, los dos tipos de verduras que mas gustan en general, según mi opinión, son las espinacas y las judías verdes.
Pues ya que las judías verdes son de las verduras mas populares, con ellas nos decidimos a preparar el siguiente plato. A mi me encandilo en cuanto lo vi, ya que combina dos de mis alimentos favoritos, como son las verduras y el queso. Y si ya unimos también un poco de salsa de tomate y jamon york y serrano, tenemos un plato ideal. Ademas, es una receta que se conserva de maravilla para comer en cualquier momento, incluso para aquellos que, al igual que yo, nos llevamos el tupper al trabajo, es un plato perfecto.
La preparación es sencilla, sin ninguna complicación (ya lo comprobareis) y el resultado final es muy bueno. Nos queda un plato muy sabroso y con la mezcla de sabores de los diferentes quesos, quedareis encantados, sobre todo si os apasiona este producto lácteo.
Poco mas puedo contaros del plato de hoy, solo que nosotros, desde la primera vez que lo preparamos, lo hemos cocinado en varias ocasiones, pudiendo darle un toque diferente cada vez, añadiendo variedades de queso distintos. Nosotros os indicamos en la receta la combinación de quesos que a nosotros mas nos gustó, pero en vuestras manos queda añadir aquellos que mas os gusten y veréis que el resultado también será espectacular. A por los delantales y manos a la obra!



Ingredientes (2 personas):
  • 400 gr de judías verdes (nosotros usamos congeladas, pero podéis usarlas naturales)
  • 2 dientes de ajo
  • Jamón York en taquitos (al gusto)
  • Jamón serrano en trozos (al gusto)
  • 1 brick pequeño de tomate frito
  • 1 bola de queso mozzarella
  • 1 cuña de queso azul
  • 1 cuña de queso brie
  • Orégano


Preparación:
  1. Ponemos las judías verdes (si son congeladas. En otro caso, cocerlas de forma tradicional) en una olla con agua salada hirviendo durante unos 15 minutos, retirándolas del fuego cuando estén tiernas. Escurrimos y reservamos.
  2. Pelamos y picamos finitos los ajos, y los ponemos a dorar en una sarten con un poco de aceite a fuego medio-alto.
     
  3. Cuando veamos que el ajo está dorado, echaremos los taquitos de jamón york y jamón serrano y bajamos un poco el fuego, para que se vayan tostando un poco las dos clases de jamón, removiendo constantemente.
  4. Vertemos el tomate frito y el orégano. Mezclamos con una paleta de madera, bajando un poco mas el fuego, para que se vayan uniendo los sabores a fuego lento
  5. Vertemos seguidamente las judías verdes que teníamos ya cocidas y escurridas. Removemos y dejamos que se mezclen bien todos los ingredientes unos minutos. Retiramos del fuego.
  6. Preparamos una fuente apta para horno, en la que echaremos las judías con el tomate.
  7. Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo.
  8. Escurriremos bien el suero que viene con el queso mozzarella y lo partiremos en rodajas que colocamos encima de las judías. Los otros dos quesos también los partiremos en trozos (el queso azul es mejor desmenuzarlo que partirlo) que colocaremos encima. Si las cuñas de queso son muy grandes no es necesario echarlo todo, la cantidad va en gusto de cada uno.


  9. Lo llevamos al horno el tiempo suficiente para que los quesos se fundan.
  10. Sacamos del horno y servimos caliente.
Y con estos sencillos pasos ya tendríamos listo este plato de verdura tan rico y saludable. Esta es una buena manera de servir este alimento a aquellos que no les suele gustar mucho lo "verde", ya que al ir acompañado de tomate frito, jamón york, quesos... se disimula un poco la verdura. Probarlo con niños, veréis que les encanta!

Un saludo a tod@s y buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada