sábado, 24 de mayo de 2014

Muffin de choco-blanco y choco-negro

Y aquí tenemos de nuevo este dulce que nos encanta y que sorprende por su sabor y originalidad: los muffin.
Como ya sabéis, hace unas semanas os presentamos la receta de Muffin de fresas y crema de queso, una entrada que fue bastante popular entre todos vosotr@s y que a muchos os gustó gracias a su sencillez y cremosidad. En dicha publicación, os prometimos nuevas recetas de muffin para que poco a poco, fuerais descubriendo nuevos sabores y vosotros mismos eligierais cual es vuestro favorito. Por este motivo, ya que lo prometido es deuda, aquí tenemos los muffin de choco-blanco y choco-negro.
Carmen y yo tenemos especial cariño a esta receta, ya que fue la que nos descubrió el mundo de estos dulces, y seguramente sea la receta que muchos de vosotros tengáis como vuestra favorita después de probarlos, ya que, gracias al chocolate, hace de estos muffin prácticamente irresistibles, al mismo tiempo que quedan muy vistosos con esas chips de chocolate en su interior... Que ricos!
Como os comentaba, estos fueron los primeros muffin que hicimos, y para nuestra sorpresa, nos quedaron mucho mejor de lo esperado para ser la primera vez. No tienen mayor complicación, y prepararlos no lleva demasiado tiempo. El único inconveniente que pueden tener (al igual que el resto de recetas de muffin) es que debemos tener moldes específicos, si no, nos resultará una labor casi imposible. Pero también os digo que podéis encontrar moldes de silicona o de cualquier otro material, por muy poco en cualquier tienda especializada.
Cuando los prueben vuestras visitas o familiares, se quedarán sorprendidos cuando les digáis que son caseros, hechos por vosotros, ya que realmente parecen comprados en una pastelería.
Si ya os animasteis a hacer los anteriores muffin de fresas con crema de queso, no podéis dejar de pasar la oportunidad de preparar estos de chocolate, que seguro harán las delicias de todos en casa. Si por el contrario, aún no los habéis preparado, mi recomendación es que os pongáis manos a la obra, y vosotros mismos os animareis a realizarlos una y otra vez, os doy mi palabra. Así que solo una cosa mas... coger el delantal y a la cocina!




Ingredientes (unas 10-11 unidades):
  • 125 gr de harina
  • 1 cucharaditas de levadura
  • 1/4 cucharadita de bicarbonato
  • 1 huevo
  • 63 gr de azúcar
  • 50 gr mantequilla derretida
  • Unas gotas de esencia de vainilla
  • Unas gotas de zumo de limón
  • 125 ml de nata para montar (como medio vaso)
  • Chips de chocolate blanco y chocolate negro (podéis usar ya bolsas con chips de chocolate, o bien, partir una tableta en trozos)


Preparación:
  1. Primero, tamizaremos la harina, junto con la levadura y el bicarbonato. Reservamos.
  2. Batimos el huevo junto con el azúcar. Cuando ya tengamos una mezcla espumosa, uniremos a la mezcla unas gotas de limón, el aroma de vainilla, la nata y la mantequilla derretida. Continuamos batiendo hasta integrar bien todos los ingredientes.

  3. Añadiremos poco a poco la harina junto con la levadura y el bicarbonato previamente tamizado y removemos hasta que se forme una masa homogénea.
  4. Precalentamos el horno a 180º arriba y abajo (en el momento de meter los muffin, dejaremos solo la resistencia de abajo). Untamos los moldes con un poco de mantequilla y los dejamos preparados encima de la bandeja del horno.
  5. Llegados a este punto podemos optar por varias vías. Yo voy a contar como lo hicimos nosotros, pero también os contaremos posibles variaciones que podéis realizar: Separaremos la masa obtenida en dos partes mas o menos iguales, y verteremos sobre una, chips de chocolate blanco, y sobre la otra chips de chocolate negro (la cantidad de chocolate lo dejo a vuestra elección, dependiendo de lo mucho que os guste el chocolate). Removeremos bien cada mezcla para que se distribuya bien los trozos de chocolate. 

  6. Rellenamos unos moldes con la mezcla de choco-blanco y otros con el choco-negro, y lo meteremos al horno durante aproximadamente 20 minutos. De todas formas, iremos comprobando con un palillo que al pinchar salga limpio, cuando los bordes y la parte superior del muffin comiencen a estar dorados.


  7. Sacaremos y dejamos enfriar antes de desmoldar.
  • VARIACIONES:  Los muffin que hemos realizado son de dos tipos diferentes, pero podemos optar por realizarlos solo de una clase de chocolate, o por juntar los dos tipos en una misma masa.               Otra forma puede ser, sin echar el chocolate en la masa, verteremos masa hasta llenar como 3/4 partes del molde , pondremos un trozo grande de chocolate (o incluso un poco de mermelada del sabor que queramos) y cubriremos con un poquito mas de masa. Ya veis que cualquier opcion es buena y quedarán deliciosos!!
  • CONSEJO: Nosotros hicimos los muffin con los dos tipos de chocolate y quedaron de muerte, pero tambien tengo que deciros que quedan algo mejor (sobre todo en el aspecto de la presentación), con el chocolate negro. Ya comprobareis que el choco-blanco, se derrite con mucha mas facilidad que el negro, por lo que al abrir el muffin, no veremos los trozos, ya que se habrán derretido. Pero no dejeis de probarlos, ya que aunque no veais los chips, el chocolate está y le da un sabor delicioso.
Y con esto acabamos. Como veis, en esta receta hemos querido contaros un poquito mas, con unas variaciones que podéis realizar y un consejo que si que pensamos que os puede ser de utilidad. Cualquiera de las variantes que os indicamos quedan de lujo, y solo queda en nuestras manos el probar y probar hasta que encontremos que modo es el que mas nos gusta. Nosotros aún no nos hemos decidido, y es que nos encantan todos!!

Un saludo a tod@s y buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada