jueves, 14 de abril de 2016

Albóndigas "Ikea"

Hoy traemos una receta muy rica, de toda la vida, pero con un toque diferente.
Llegaba el fin de semana y, como tenemos un poco más de tiempo, queríamos hacer algo un poco más especial; ¡albóndigas! Nos encantan y no las solemos comer a menudo, ¡así que buscamos una salsita apara acompañarlas…y éste es el resultado! Una salsa deliciosa y que nos recuerda al famoso plato servido en los restaurantes de las famosas tiendas suecas. No lo penséis, ¡a por los delantales y a cocinar!



Ingredientes (4 personas):
  • 1 kg de carne picada mixta
  • 4 rebanas de pan de molde sin corteza o 3 rebanadas de pan de rebanada grande
  • Un chorro de leche
  • 1 cebolla
  • Una cucharadita de mantequilla
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de jengibre
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de mezcla de pimientas molidas
  • 1 cucharada de perejil picado
  • Sal
  • Harina
  • 1 litro de caldo de carne
  • 2 cucharadas colmadas de harina
  • 200 ml de nata para cocinar
  • Pimienta


Preparación:
  1. Picamos la cebolla finita y la pochamos en una sarten con la cucharadita de mantequilla y un chorro de aceite. Cuando la cebolla comience a dorarse, la retiramos y dejamos que se temple.
  2. En un plato, ponemos el pan de molde y lo empapamos de leche, Reservamos.
  3. En un bol grande, echamos la carne junto con los huevos, el jengibre, el ajo, la pimienta, el perejil, el pan (previamente escurrido de la leche sobrante) y la cebolla ya enfriada. Salamos al gusto y removemos bien con las manos, hasta que todos los ingredientes queden perfectamente integrados.
  4. Realizamos bolas del tamaño que mas nos guste, las pasamos por harina y las freímos en aceite hasta que estén bien cocinadas. Reservamos en una fuente con papel de cocina para escurra el aceite sobrante.
  5. Ponemos a calentar el caldo de carne en un cazo.
  6. Para realizar la salsa pondremos en una cacerola un buen chorro de aceite y cuando se caliente, vertemos las cucharadas de harina, removiendo para tostarla un poco. Cuando la tengamos, vertemos el caldo poco a poco y removiendo para que no se formen grumos. Si aún así, vemos que nos quedan grumos, podemos dar una pasado con la batidora de mano para eliminarlos.
  7. Dejamos unos minutos al fuego para que espese un poco (no se queda como una crema, sino como una salsa ligera).
  8. Vertemos la nata y removemos, probando y rectificando de sal y pimienta.
  9. Cuando la tengamos a nuestro gusto, echaremos las albondigas y dejamos unos minutos cocinar todo junto.
  10. Servimos caliente.
Una receta ideal para cualquier ocasión, eso sí, hay que comprar bien de pan..no sobrará nada!

Un saludo a tod@s y buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada