viernes, 8 de mayo de 2015

Flan de chocolate blanco

Poco a poco se va acercando el calorcito, y con el, cada vez nos gusta mas poder disfrutar de comidas y postres mas fresquitos. Por este motivo, hoy os traemos un dulce que os va a encantar, tanto por su sabor como por su sencillez: flan de chocolate blanco.
Como os contaba, la receta de hoy es un flan, pero no un flan como el que todos estamos acostumbrados a preparar, como es el de huevo al baño maría en el horno. A nosotros, al igual que imaginamos os sucede a la mayoría, nos gusta la sencillez y la rapidez a la hora de meternos en la cocina. Pero esto no quita para que también nos gusten los platos originales y buenos. Pues en realidad, una cosa no quita a la otra, y podemos realizar platos y postres en poco tiempo (y con pocos ingredientes) y que a su vez nos queden como verdaderas preparaciones profesionales. El plato que tenéis ante vosotros es un buen ejemplo de ello.
Aquellos que nos seguís con regularidad, ya habréis descubierto que el chocolate blanco es una debilidad tanto para Carmen como para mi, y este fue el motivo por el que al ver la receta en la web Pintando una mamá, no tuvimos ninguna duda de que este seria un flan perfecto para nosotros... y seguro que para vosotr@s también! No dudéis en prepararlo, ya que vais a quedar encantados con su sabor y textura...
Sin entreteneros mas, vamos a ir dando paso a los ingredientes y su realización, de forma que podamos prepararlo todos en nuestras casas. Con los delantales puestos y a cocinar!



Ingredientes (8 personas):
  • 1 litro de nata para montar
  • 250 gr de chocolate blanco
  • 1 sobre de preparado de flan
  • Caramelo líquido


Preparación:
  1. Primero, partimos el chocolate blanco en trozos no demasiado grandes, con el fin de que se derrita mejor.
  2. Pondremos en un cazo al fuego (potencia medio-alta) la nata junto con el chocolate. Removeremos constantemente hasta que se derrita el chocolate y comience a hervir.
  3. En ese momento, bajamos el fuego y echamos el sobre de flan, removiendo hasta su completa disolución, con el fin de que no nos queden grumos (es bastante probable que no se deshaga bien, por lo cual, deberemos pasarlo por la batidora en este momento, apartándolo del fuego, hasta que veamos que ya está todo perfectamente integrado, tras lo cual, volveremos a llevarlo al fuego). Removeremos constantemente hasta que comience a hervir. Apartamos del fuego.
  4. Echamos caramelo líquido en el molde que queramos usar y verteremos la mezcla en el.
  5. Dejaremos que se temple a temperatura ambiente, llevándolo después a la nevera, y lo mantendremos allí mínimo 6-7 horas, pero siempre mejor dejarlo de un día para otro.
  6. Desmoldamos y servimos.
Ya habéis visto lo sencillo que resulta su preparación... y estamos totalmente seguros que repetiréis en mas de una ocasión y que todos os pedirán la receta para poder hacerlo...Garantizado!

Un saludo a tod@s y buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada