viernes, 6 de junio de 2014

Ensalada de garbanzos con queso feta

Seguramente muchos de vosotros habéis probado o incluso habéis hecho alguna vez ensaladas con legumbres, ya sean lentejas, garbanzos o judías. Tengo que decir que a mi personalmente me encantan las que contienen garbanzos, y por ese motivo hoy os presentamos esta ensalada de con un queso no muy común, y que le da un sabor único.
Aunque antes os haya comentado que tengo especial predilección por las ensaladas de garbanzos, tengo que reconocer que en un principio, no era un plato que estuviera entre mis favoritos, por decirlo de alguna manera.
La primera vez que la probé fue en casa de mis padres, un verano, y he de reconocer que su sabor, incluyendo los garbanzos en un plato tan fresco como una ensalada, me encantó, así que me quede con la receta apuntada para realizarla en cuanto pudiera.
Una vez casados, decidí hacerle esta receta a Carmen, pero con un toque diferente, y es que mi madre no le echaba ningún tipo de queso, así que como a nosotros nos encanta este ingrediente, pensé en incorporarlo. Sin embargo, no cogimos un queso cualquiera. Teníamos en la nevera un trozo de queso feta que nos había sobrado de preparar moussaka unos días antes (receta que tengo preparada para próximas publicaciones), así que lo partimos en cuadraditos y lo echamos. Y que queréis que os diga, pero desde ese día, hacemos la ensalada en muchas ocasiones y siempre con este queso, ya que nos encantó a los dos el sabor que le aporta.
Los ingredientes y pasos que os indicamos a continuación son la receta original de como la preparamos nosotros. Sin embargo, como pasa con todas las ensaladas, los ingredientes (quitando alguno fundamental) pueden ser sustituidos por lo que mas guste a cada uno. Yo siempre he dicho que las ensaladas son los platos mas fácilmente adaptables a cada persona. Una vez contado todo esto, ya solo me queda daros una indicación: a por los delantales y a la cocina!



Ingredientes (2 personas):
  • 1 bote de garbanzos (también pueden ser preparados caseros, pero nosotros usamos estos por ahorrar tiempo)
  • 1 lata de maíz
  • 1 pepino
  • 1 tomate
  • Jamón York en barra
  • Un trozo de queso feta
  • 1 lata de atún al natural
  • 1/2 pimiento amarillo


Preparación:
  1. Primero, escurrimos los garbanzos y los pasamos por agua fresca. Mientras escurren, iremos partiendo el pepino, el tomate y el pimiento en trozos del tamaño que nos guste.
  2. Verteremos los garbanzos y los ingredientes ya cortados en una ensaladera.
  3. Partiremos el jamón york (la cantidad la dejo a vuestra elección) y el queso feta en cuadraditos.
  4. Pondremos el jamon york, el queso y el atun previamente escurrido y desmigado, sobre la mezcla de garbanzos que teníamos.
  5. Echamos sal, aceite y vinagre al gusto y removemos bien, para que todos los ingredientes se integren.
  6. Dejamos en la nevera hasta el momento de consumir.
CONSEJO: Esta ensalada, mi recomendación es hacerla de un día para otro, ya que de este modo, damos tiempo a que los ingredientes adquieran mas sabor y estará mas fresca. Probarlo y notareis la diferencia.

Y con estos sencillos pasos, tenemos preparado un plato que, aunque parezca ligero, en realidad es una ensalada bastante contundente. Esperamos que no la dejéis pasar y la probéis, ya que, seguro que al igual que nosotros, repetiréis el plato en mas de una ocasión.

Un saludo a tod@s y buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada