miércoles, 21 de octubre de 2015

Crema griega de chocolate

Tras el nombre con el que hoy os presentamos un nuevo postre de los considerados rápidos y perfectos para poder preparar en muy pocos minutos y con muy pocos ingredientes, se esconde una receta sencilla y que lleva tres ingredientes fundamentales: yogur griego, chocolate y nata. ¿Pinta bien? Pues continuad leyendo y descubrir esta deliciosa receta.
Una crema de las que tanto nos gustan es la principal cualidad de la entrada en el blog que tenéis ante vosotros. Y es que estas cremas, tienen unas características que nos encantan, y que son la frescura, ya que se deben mantener en la nevera hasta su consumo y el uso de pocos y sencillos ingredientes, que simplemente debemos unir y con ello tendremos en muy poco tiempo un postre perfecto para cualquier ocasión.
En esta receta, la mezcla viene dada por yogur griego y nata, junto con el chocolate que mas nos guste, ya que puede ser negro o con leche, aportando mas o menos intensidad final al postre. Suena sencillo y rápido, ¿verdad? Pues no solo lo parece, sino que lo es.
Ya mismo vamos a empezar con la descripción de los ingredientes y los pasos que tenéis que seguir para poder tener en vuestras casas un postre increíble y que repetiréis en mas de una ocasión. A por los delantales y a las cocinas!



Ingredientes (4 personas):
  • 1 yogur griego
  • 100 ml de nata para montar
  • 1/2 tableta de chocolate (con leche o negro)
  • 2 cucharadas y media de azúcar glass
  • Unas gotas de esencia de vainilla
  • Fideos de colores, almendra crocanti...(Opcional para la decoración)


Preparación:
  1. Fundiremos con cuidado y poco a poco el chocolate al microondas. Reservamos.
  2. Con ayuda de una varillas eléctricas, batimos la nata. Cuando comience a estar cremosa (mucho antes de estar montada), vertemos encima el chocolate fundido y continuamos batiendo un poco mas, hasta integrarlo todo bien.
  3. Vertemos el yogur, el azúcar y las gotas de esencia, y batimos para integrarlo, quedando una crema homogénea. Tened cuidado de batir en exceso, ya que eso provocará que tenga un aspecto de que se nos ha cortado, por lo que solo batiremos hasta que los ingredientes se unifiquen, parando al instante.
  4. Lo repartimos en cuencos y dejamos en la nevera hasta que lo necesitemos.
Rápido y sencillo a partes iguales, el único punto en el que tenemos que estar mas atentos es en parar de batir en el momento exacto, pero por lo demás, hasta los mas pequeños de la casa podrán ayudarnos a prepararlo.

Un saludo a tod@s y buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada