viernes, 28 de agosto de 2015

Crema de lechuga

Cremas de verduras. Platos sanos y tan recurridos en todas las casas, y con tantas opciones, que nos encantan, ademas de poder conservarlos largos periodos en recipientes herméticos en el congelador. ¿Que mas podemos pedir? Pues solo podríamos pedir originalidad, y para cumplir este objetivo, hoy os presentamos esta sorprendente crema de lechuga.
Imaginamos la cara que muchos de vosotros habréis puesto al leer la entrada de este post, y es que seguro que es es la misma que puso Carmen cuando le dije que pensaba realizar una crema con este ingrediente. La mayoría de nosotros estamos acostumbrados a usar la lechuga como ingrediente principal de las ensaladas frescas, pero a pocos platos mas dentro de nuestras mesas. Así que queremos añadir una nueva forma de usar este vegetal...y veréis que buenos resultados!
Una crema deliciosa, con una textura en boca con mucha consistencia, y que os dejara encantados con un sabor que, por lo menos nosotros, no nos habíamos encontrado en muchos platos hasta el día de hoy.
El poder realizar gran cantidad de esta crema, y guardarla para cuando mejor nos venga, es uno de los puntos fuertes de este plato, y es que una vez descongelado y calentado, queda como el primer día, sin perder ni un ápice de su sabor ni textura.
Solo nos queda recomendaros que os animéis a probarlo y que no os eche para atrás el uso de la lechuga mas allá del uso en ensaladas. Vais a descubrir una nueva faceta de las mismas! Ahora, todo con los delantales puestos y a las cocinas!



Ingredientes (4 personas):
  • 1 cebolla
  • 5 zanahorias
  • 5 patatas
  • 500 gr de lechuga (1 lechuga normal)
  • 4 dientes de ajo
  • Aceite
  • 1 l de caldo de verduras
  • Sal
  • Pimienta


Preparación:
  1. Lavamos bien y partimos en trozos grandes la lechuga. La zanahoria y las patatas las pelamos y troceamos en pedazos no muy grandes, para que después tarden menos en cocinarse. Reservamos.
  2. La cebolla la partimos en trozos (no es necesario que la piquemos muy finito, ya que después lo trituraremos) y los ajos los pelamos y damos un golpe, pero los dejamos enteros.
  3. En una olla con un buen chorro de aceite, pochamos la cebolla y los ajos durante unos minutos a fuego medio-bajo.
  4. Una vez pochado, echamos las zanahorias y las patatas y removemos unos segundos, vertiendo al momento los trozos de lechuga. Al principio parecerá que no entra todo, pero una vez nos pongamos a removerlo y entre en calor, la lechuga reducirá. Rehogamos unos minutos removiendo.
  5. Vertemos el caldo de verduras, salpimentando al gusto. Cuando rompa a hervir, tapamos y dejamos hasta que la patata y la zanahoria estén blandas. El tiempo dependerá del tipo de patata y la potencia del fuego, pero aproximadamente serán unos 20-30 minutos.
  6. Apartamos del fuego y trituramos los elementos sólidos en la batidora, dejando fuera el caldo, que iremos vertiendo en función de como queramos de espesa la crema.
  7. Salamos al gusto y servimos.
Podemos servirlo junto con unos crujientes picatostes y directamente sin mas, y de cualquiera de las maneras, vais a dejar sorprendidos a todos en vuestras casas.

Un saludo a tod@s y buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada